Saltar al contenido

EL TODO Y LAS PARTES

julio 20, 2012

¿Por qué ha fracasado Río+20? ¿Qué ha pasado para que los logros de la Cumbre de la Tierra de 1992 hayan desembocado en el sonoro vacío de su vigésimo aniversario? ¿Cómo es posible que tras las acertadas y variadas iniciativas que se han puesto en marcha en las últimas dos décadas en defensa del planeta ahora venga el desierto? ¿Y cómo se entiende que no se aprobara al menos alguna de las múltiples propuestas presentadas por cientos de ONGs de todo el mundo?

No es sólo que la clase política y económica  crean que economía y medio ambiente son dos sectores estancos y que en épocas de crisis, como la actual, hay que sacrificar el medio ambiente en pro de la economía. En realidad, muchos ciudadanos no acaban de ver que el medio ambiente también es economía, es política, es justicia y derechos humanos…, que el medio ambiente también somos nosotros y sobre todo que el medio ambiente es futuro.

Es lo que los expertos llaman la hipermetropía ambiental: somos capaces de reconocer los problemas y amenazas globales, pero es más difícil verlo en nuestro entorno más próximo. Y esto porque desde hace unos siglos, los humanos no nos sentimos parte de la naturaleza, dicen los académicos.

No todos son hipermétropes: hay quien lo detecta, pero pasar a la acción con políticas coherentes supondría hacer algunas renuncias en nuestro sistema económico actual y muchos dirigentes/ciudadanos no están/estamos dispuestos a ello…

AGENDAS 21 Y BURBUJA INMOBILIARIA

Veamos un ejemplo de un medio ambiente que se arrincona a pesar de las decisiones tomadas en Río hace 20 años: la burbuja inmobiliaria española y una herramienta que se supone debería haberla disuadido o evitado: las Agendas 21 locales, (A21L), mecanismo creado en la Cumbre de la Tierra para que los municipios, en un proceso participativo con todos los grupos sociales, aplicaran políticas sostenibles.

Y la burbuja se infló y estalló a pesar de que España era hasta hace poco el país europeo con mayor implantación de las A21L, en casi la mitad de los municipios, según el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE).

La Agenda 21 ha estado supeditada siempre a las prioridades de los ayuntamientos, es decir, los planes urbanísticos, que son los que mandan”, explica Josep Antequera, coordinador del Observatori de Sostenibilitat de les Comarques Gironines (OSGC).

“Como la Agenda 21 la organiza el ayuntamiento, la organiza a su medida, la adapta”; “es como si pones al zorro a vigilar el gallinero”describe Antequera, que añade que “no ha habido un seguimiento real” del cumplimiento de las A21L.

Además, el proceso no ha sido realmente participativo; muchos ciudadanos ni siquiera han oído hablar de ello. Para la educadora ambiental Ana Jiménez, de Ecotono, “la oficialidad se apodera de conceptos” como participación, que “surgen como válidos desde la población” y que luego “no se ponen en práctica realmente, con lo que evidentemente es imposible que cumplan su objetivo”, y al final se deslegitiman socialmente”.

Un momento participativo en una formación (E.Santafé)

Volviendo al post Río+20, nos quedan las iniciativas tomadas fuera de la negociación oficial –como el Desafío Hambre Cero, la Unión Global por la Sostenibilidad, la mayor reserva marina del mundo, que será creada en las Maldivas, la obligación en Reino Unido de que las grandes empresas midan su huella de carbono, etc.- y las propuestas para un cambio de modelo que no fueron aprobadas, pero por las cuales asociaciones y ciudadanos de todo el mundo siguen trabajando para que sean realidad (fin de subsidios a los combustibles fósiles, crear objetivos de desarrollo sostenible, que los países desarrollados admitan que los problemas ambientales vienen en gran parte de su modelo de producción y desarrollo, la soberanía alimentaria , que la responsabilidad social y medioambiental de las empresas sea obligatoria…).

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Ángeles permalink
    julio 20, 2012 4:17 pm

    Efectivamente, yo no tenía noticia de las A21, probablemente por falta de información. Pero no tiene mucho sentido, desde luego, que estuvieran supeditadas a los ayuntamientos.
    De los desafíos de Río, me temo que muchos de ellos se quedarán en papel mojado, una vez más. La crisis económica es, probablemente, una buena excusa para dejar de lado ayudas y políticas medioambientales.

  2. maribelsan permalink
    julio 24, 2012 2:54 am

    Muy interesante. Es cierto que la crisis ha desplazado al medioambiente en las agendas oficiales y también en las portadas de los medios. Pero, como dices, cada vez hay más iniciativas que van de abajo a arriba, pequeños proyectos ciudadanos que presentan alternativas a un modelo que ha demostrado no funcionar. En estos tiempos quizá sea la única manera, intentar cambiar las cosas desde abajo.

  3. septiembre 25, 2012 11:10 am

    Os dejo un artículo que al hilo de este post me han pasado, es del educador ambiental Santiago Campos, se titula “Palabras prostituidas” y lo interesante es que es de 1999; 13 años después sigue de plena actualidad:
    http://www.magrama.gob.es/es/ceneam/articulos-de-opinion/1999-santiago-campos_tcm7-181253.pdf
    Por cierto, también habla de una propuesta de aquel año de un grupo de ambientalistas que sugerían cambiar el concepto de desarrollo sostenible por el de Renuncia Soportable, “una idea revolucionaria (vieja, claro) que promueve la detención del crecimiento, la austeridad como herramienta…. Espero equivocarme; pero mucho me temo que, si fragua esta idea, pronto la encontraremos en programas electorales y anuncios de coches. Y si no, al tiempo”, dice Santiago Campos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: